• enero 29, 2023 8:21 am

Por qué “Slow Horses”, protagonizada por Gary Oldman, es la mejor serie de espías del año

PorRhino Radio TV

Jul 4, 2022

El cine de espías tiene una larga historia y encontró su esplendor durante la Guerra Fría. Slow Horses, aunque transcurre en la actualidad, consigue conectar con la época de gloria del género y arma una historia atrapante con el clima y los códigos de las mejores novelas y películas de espionaje. Tiene muchos motivos por los cuales no es exagerado calificarla como la mejor serie de espías del año. Desde la canción de apertura hasta su elenco, pasando por la forma en la que construye un clima de opresión y paranoia en pleno Londres actual.

River Cartwright es un novato que está siendo todavía entrenado. En una prueba de dicho entrenamiento el agente del MI5 falla de forma notable y por lo tanto es mandado a la Slough House. Esta sección, más administrativa que otra cosa, es una vieja casa donde son enviados los marginados del servicio, aquellos que no pueden ser expulsados pero a los que nunca se les asigna una misión importante. Este departamento de “slow horses” (caballos lentos) es liderado por el agente veterano Jackson Lamb (Gary Oldman) quien supo tener un papel importante durante la Guerra Fría, pero ahora mira con desgano y cinismo el entorno en el cual le toca trabajar.

Pero tendrán todos una segunda oportunidad cuando un complejo caso se presente frente a ellos. Un joven paquistaní es secuestrado por un grupo de ultraderecha llamado Hijos de Albión y la situación termina teniendo a los miembros del Slough House como los únicos que pueden resolver la situación y la plana mayor, con la supervisora Diana Taverner (Kristin Scott Thomas) a la cabeza, solicitan la ayuda del grupo de perdedores y marginados.

Los seis episodios de la temporada inicial tienen una joya y esta es su canción de apertura. Nada menos que Mick Jagger canta la canción “Strange Game”, cuya letra resumen a la perfección el sentido y en conflicto inicial de la serie. Es parte del clima que la serie consigue y que, de manera abierta, evoca a las novelas y las películas del mundo del espionaje, en particular los libros de John Le Carre y sus adaptaciones cinematográficas. Las referencias a este universo incluye citas puntuales y los agentes veteranos son herederos de la época de la guerra fría.

Todo lo mencionado remata en la presencia del enorme Gary Oldman como figura descollante dentro de la serie. Es la primera vez que el actor ganador del Oscar trabaja en una serie como protagonista regular y obviamente eligió un proyecto a la altura de ese debut. El actor de El perfecto asesino, Drácula y Las horas más oscuras ya había protagonizado un clásico del género inspirado en John Le Carre: Tinker Tailor Soldier Spy -estrenada en Latinoamérica como El topo- donde Gary Oldman interpreta a George Smiley el gran personaje creado por el autor británico. Oldman ahora es un veterano, cansado, pero también astuto y brillante viejo agente que debe resolver una situación difícil con el peor de los equipos de espías disponibles.

Tan sólida y contundente es la serie que ya está lista la segunda temporada y está en camino la tercera con la idea de llegar a una cuarta. Seis episodios que presentan una historia muy efectiva y un remate que muestra las posibilidades de acá en más. Los actores, la música, el estilo, todo funciona para qué Slow Horses sea una de las series del año, la mejor entre las del género de espionaje.

Slow Horses está disponible en Apple TV+ con seis capítulos en su primera temporada. Ya está en marcha la segunda.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solverwp- WordPress Theme and Plugin